Un cable desde Alemania hasta Corea del Sur

Mapa del Mundo: cables transoceánicos

El curso pasado decía en Esfera TIC que «Internet es una nube (pero llena de archivos, servidores y cables)», en un intento de explicar brevemente con algunos recursos audiovisuales, cómo funciona la Red de redes que utilizamos a diario. Desde cómo encuentra Internet la página web que escribimos en el navegador, hasta comprender dónde «viven» las páginas web que visitamos o dónde se almacenan realmente nuestros datos «privados» que tan alegremente cedemos a algunas empresas en Internet. Terminaba el post contando que Internet también «va» por el agua.

Sobre este último tema, he encontrado un nuevo vídeo en Business Insider, mucho más gráfico que muestra con una animación la gran cantidad de cables transoceánicos que existen. Un recurso muy interesante para cualquier asignatura de informática o tecnología. A través de más de 885.000 km de cable de menos de 7.5 cm de grosor (dentro fibra óptica, lógicamente) se transmite el 99% de todos los datos internacionales.

La animación, dirigida por Alex Kuzoian de Business Insider, muestra algunas curiosidades. Por ejemplo, con los 300 cables que forman la red, se podría dar la vuelta al planeta Tierra 22 veces. El cable más largo del mundo, el llamado SeaMeWe-3, tiene una longitud de 39.000 kilómetros y une Norden (Alemania) con Perth (Australia) y Keoje (Corea del Sur). Algunos cables están sumergidos a más de 7 km, e instalar uno de ellos puede llevar meses y millones de dólares de inversión.

Saber que Internet también va por debajo del agua es todo un descubrimiento para algunos. Hay quienes de primeras no lo creen, convencidos de que todas las comunicaciones intercontinentales se realizaban vía satélite. Es mucho más sencillo: un cable.

Vía | IFLScience!

Leave a Comment