Un intento de proyecto 366

Si ayer publicaba mis fotografías de Instagram más destacadas en 2019, hoy comparto el inicio de un reto (los modernos prefieren challenge) que también está relacionado con el mundo fotográfico.

Dentro de los proyectos fotográficos, uno de los más populares es el proyecto 365. La idea es bien sencilla: hacer una fotografía al día durante un año. Lo que no es tan fácil es ser constante para cumplir con el reto. Y por esto hablo en el título del post de «intento de proyecto». Por cierto: este año es bisiesto; de ahí el 366.

La dificultad de este proyecto depende de muchos factores. Desde luego depende de la cámara que utilicemos; no es lo mismo tener que cargar a diario con una cámara réflex bien equipada, que hacer nuestras fotografías con un teléfono. Aumenta también la dificultad si nos ceñimos a una temática concreta. Y podemos complicar el proyecto a voluntad según la calidad y el grado de profesionalidad mínimos que nos exijamos.

En esta ocasión apuesto por lo sencillo. Ya lo intenté en alguna ocasión buscando cierta calidad técnica en las fotografías y confieso que no logré terminar el proyecto (pero, oye, hice más de un centenar de fotos estupendas). Para el 366 del 2020 escojo mi teléfono móvil como herramienta y las historias de Instagram como plataforma para publicarlas. La temática es abierta (quizá algo destacado de la jornada) y la calidad técnica o artística ninguna en particular.

En el tercer día de 2020 estamos y tres fotos he publicado (aparecen de forma incompleta en la composición de imágenes que encabeza esta entrada). Quizá fallaré, pero no podré decir que no lo intenté.

Instagram | @ebenimeli

6 Comments

Leave a Comment