Los mapas que conocemos están distorsionados. No es fácil representar nuestro mundo esférico en un mapa en dos dimensiones. Los cartógrafos lo llaman proyección.

De hecho, si tomamos como referencia los mapas que tradicionalmente hemos utilizado, observamos que, por ejemplo Groenlandia es muchísimo mayor que España, cuando en realidad no es así.

Groenlandia es una gran isla ubicada en la zona nororiental de América del Norte que tiene una superficie de 2166086 km2. España cuenta con una superficie de 505944 km2, solo 4.3 veces menos que la isla. Y sin embargo, en los mapas a los que estamos acostumbrados esta diferencia parece mucho mayor. La diferencia de tamaño la provoca la distorsión a la que se someten los mapas cuando intentamos representarlos en 2D.

Afortunadamente, la web «The True Size Of…» nos puede ayudar a comparar el tamaño real de dos países. Una maravilla.