Feedly

Estos días antes del inicio de las clases aprovecho para organizar, entre otras tantas cosas, mis lecturas en Internet. Leo habitualmente blogs de distinta temática, aunque especialmente sobre educación, informática, tecnología, ciencia y organización personal. Esos temas por los que leer es más un placer que una obligación, aunque también es verdad que por mi profesión uno debe tener cierto compromiso con la actualidad tecnológica. No te enteras de las novedades a menos que lo leas en alguna publicación o que alguien te las cuente.

Mantenerse informado leyendo un par de páginas web de referencia no es suficiente. Hay cientos, miles de blogs muy interesantes que merece la pena seguir. Y hay herramientas para poder seguirlos todos sin tener que ir visitando web por web cada una de las publicaciones. Desde hace tiempo utilizo Feedly, un lector de blogs con el que consigo organizar mis lecturas de forma muy eficiente. Básicamente defino tres categorías de blogs, a las que llamo «Clase A», «Clase B» y «Clase C», y a medida que voy descubriendo nuevos blogs, los voy clasificando en estas «carpetas» virtuales (en ocasiones viajan de un grupo a otro). También defino carpetas temáticas, por si algún día me apetece leer sobre un tema en particular.

Sigo algo más de 150 blogs, que organizo en estos tres tipos A, B y C. Los blogs de «Clase A» son aquellos que debo revisar y leer sí o sí. No hay excusa. Los de «Clase B», de menor relevancia para mí, en ocasiones no los reviso por completo. Y menos los de «Clase C», que si ha terminado la semana y no he tenido tiempo de revisar, directamente los marco como leídos. Aunque la realidad es que siempre,  con un poco de organización, consigo procesarlos todos al final de la semana.

Antes de leer con detalle los artículos de una categoría determinada, primero simplemente dedico un tiempo a revisar todos los titulares y parte del contenido, y cada artículo que intuyo que puede ser interesante, lo marco para «leer después». Creo que es una forma de proceder bastante habitual entre quienes leemos blogs con cierta frecuencia. Una vez he terminado de marcar los posts favoritos, es entonces cuando me dispongo a leerlos, y compartirlos en redes sociales como Twitter y Facebook. Así es como leo la actualidad en Internet. Con un método sencillo pero eficaz.

Estos días he puesto un poco de orden en mis suscripciones de Feedly y me he puesto al día con las lecturas después de un tiempo de desconexión. El verano lo pedía. Ayer sobre esta misma hora, dejé a cero la lista de artículos por leer. En solo 24 horas, Feedly indica que tengo más de 150 artículos por revisar…